viernes, 20 de julio de 2018

Episodio VI: El retorno del Sonotone

La historia es cíclica, eso no es un descubrimiento. Hasta Shirley Bassey cantaba:

Resultado de imagen de shirley bassey history repeating
"They say the next big thing is here, 
That the revolution's near, 
But to me it seems quite clear, 
That it's all just a little bit of history repeating."

Lo que antes era moda, hoy se convierte en cosa antigua de viejos; y mañana las cosas que usaban nuestros abuelos, estarán de tuberculosa actualidad.

Hace años, cuando yo era un joven melenudo, nos parecía cosa de viejos ver a esos señores que iban con una radio a transistores en la oreja escuchando un partido de fútbol en radio AM. Hoy es "trending topic" ver a los chavales con el móvil en la oreja escuchando edificantes canciones de reggaeton que dicen cosas tan poéticamente elevadas como: 

“Esa bellaca me llevó secuetrao, la puta me ha dejao con el picho pelao, que tu ere bien puta, que tu ere bien puta, que tu ere bien puta puta puta puta…”
people,portrait,adult,man,monochrome,two,music,wear

Los chavales se sienten en la cresta de la ola de la modernidad, cuando realmente están haciendo lo mismo que los señores de 89 años hacían por la calle en 1989.
Cuando llegué a España en 2003 estaban en todas las tiendas los pantalones vaqueros acampanados, esos mismos que 30 años antes llevaban los BeeGees y que un par de meses antes nos daban la risa. Los pelos largos, las barbas, las patillas, los estampados de flores, las plataformas, todo va y vuelve y es mejor no criticar el estilismo de nadie; no sea que mañana se ponga de moda y nos caiga el escupitajo en el ojo. 

Antes llevar unos cascos que te tapaban la mitad del cráneo era una estética ochentosa de lo mas ridícula, y unos años mas tarde resultaba ser que los cascos que tapaban tus orejas te daban un aspecto de hippy urbano empleado a media jornada de lo más moderno. 

Hablando de cascos y auriculares; ahora yo pido encarecidamente que alguien me explique la diferencia entre un iPod y un Sonotone.

Hasta hace dos días yo no sabía que era un iPod (pequeños auriculares inalámbricos que funcionan por blutú), y si hubiese visto uno en la calle hubiese jurado que era un Sonotone de diseño. El Sonotone es el aparato tecnológico que pone mas en evidencia la edad que uno tiene. Claro que también es algo que utiliza una persona con un grado de sordera, pero mayormente lo identificamos con un artículo que utiliza una persona que ya pasa de los 70 años; como el indasec, las barandillas para la ducha, el pegamento Corega para dentaduras postizas, y todos esos artículos que le han dado a Concha Velasco para publicitar. 

Resultado de imagen de concha velasco
¡Oh musa del IMSERSO!

Asi que aquello que hasta hace dos dias nos parecía cosa de viejos, otra vez es lo mas "in", lo mas "cool", y lo mas "chachi piruli" del mundo mundial. 

Resultado de imagen de MICROPLUS ESPIAR
¿No se puede adaptar el iPod para escuchar conversaciones lejanas como se hace con el Sonotone? ¡Que atraso! 

Hay mucha gente en el metro usando los iPods. Pero como pasaba con los móviles, la gente para fardar andaba con uno de juguete. Por eso a veces tengo la duda si son de verdad o es que alguien le ha cortado los cables a los auriculares del chino para hacerse el sofisticado. Lo mismo me pasa con la gente que habla por móvil en el metro; teniendo en cuenta la poca cobertura que hay en la mayor parte de la red, no entiendo como no se les corta la llamada. Estoy seguro que la mitad de las veces no están hablando con nadie y solo fingen tener pareja, ser exitosos, e ir a una reunión.

¿Y si se te cae un iPod? ¿A donde va a parar? Si se te cae un auricular, no va a ir muy lejos; se quedará colgado del cable. Pero el iPod no tiene de donde colgar. Y claro, quedarse con un solo iPod es un fastidio, porque toda aquella música que escuchabas en glorioso estéreo ahora tienes que escucharla en monoaural y de un solo lado del cráneo, igual que esos señores que iban con una radio a transistores en la oreja escuchando un partido de fútbol en radio AM (dejavú). Entonces resulta que ahora hay iPods con una tira sujeta a cada uno, que te puedes enrollar alrededor del cuello o la cintura. Es decir, como un auricular CON cable. O sea, te gastas 100 veces mas dinero para comprar algo nuevo que al final funciona exactamente igual que lo viejo; porque entre un iPod con correas y un auricular del Alcampo, la única diferencia es que uno te viene en una caja con una manzana mordida, y el otro en una caja con un canario.

Asi que yo recomiendo abrazar lo viejo, comprarse ropa en los mercadillos de segunda mano que huelen a naftalina, no tirar nada de lo que ha dejado de estar de moda. ¿Acaso ahora no está de moda ponerse hasta arriba de heroína inyectada como hacían nuestros primos hace 25 años? ¡Claro que si! No tires la droga, y mucho menos las jeringuillas. Que hasta hace nada los yonkis eran parias, y ahora en cambio van a todos los festivales de moda. 

Resultado de imagen de OVERDOSE
That it's all just a little bit of history repeating!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La radio es una historia de ondas y de egos

 La historia de la radio es una historia de ciencia, y de inventores, pero también de egos, de dinero, de zancadillas... todo muy natural y...